, ,

¿Qué son los acumuladores hidráulicos?

Los acumuladores hidráulicos son fundamentales en la gran mayoría de sistemas hidráulicos. Éstos dispositivos juegan un papel muy importante, ya que suministran energía de emergencia, estabilizan la presión, suavizan las pulsaciones y ayudan en el movimiento rápido de maquinaria pesada. Existen diferentes tipos de acumuladores hidráulicos, cada uno con unas características especiales que os vamos a mostrar a continuación:

Acumuladores de diafragma

Estos acumuladores cuentan con una membrana elástica que separa un gas comprimido de un fluido hidráulico. Al bombear el fluido hidráulico en el acumulador, la membrana se estira y comprime el gas. Al liberar el fluido, la membrana vuelve a su posición original, permitiendo que el gas comprimido se expanda y proporcione energía hidráulica al sistema.

Acumuladores de pistón

En estos dispositivos, un pistón separa el gas comprimido del fluido hidráulico. Cuando se bombea el fluido en el acumulador, el pistón se mueve y comprime el gas. Al liberar el fluido, el pistón regresa a su posición original, y el gas comprimido se expande, proporcionando energía hidráulica.

Acumuladores de membrana

A diferencia de otros tipos, estos acumuladores son dispositivos electroquímicos que almacenan energía eléctrica como energía química. Se componen de dos electrodos separados por una membrana. Durante el proceso de carga, se genera una corriente eléctrica que desencadena una reacción química, almacenando energía que luego puede ser convertida nuevamente en energía eléctrica.

Acumuladores de vejiga

Estos acumuladores son ideales para aplicaciones de alta velocidad. Están compuestos por una parte líquida y una parte gaseosa conectada al circuito hidráulico. Los acumuladores de vejiga están diseñados para operar en condiciones de alta presión y temperatura, y son comunes en aplicaciones industriales y comerciales.

Características de los acumuladores hidráulicos:

Funcionamiento: Los acumuladores hidráulicos almacenan fluido bajo presión y lo liberan cuando es necesario, proporcionando un suministro constante de energía.

Aplicaciones: Se utilizan en sectores como en la industria pesada, la construcción, maquinaria agrícola, la minería o la industria aeroespacial, aportando un rendimiento óptimo a todas las máquinas.

Mantenimiento: Realizar un mantenimiento regular es muy importante para garantizar un funcionamiento idóneo y prolongar su vida útil. Este mantenimiento incluye revisar las juntas o limpiar y sustituir el fluido hidráulico según las recomendaciones del fabricante.

La elección de un acumulador hidráulico adecuado depende de la aplicación específica en la que vaya a utilizarse, las características de la instalación y las condiciones operativas. Contar con una empresa especializada como Madi Control facilita mucho el proceso, asegurando que el acumulador seleccionado cumpla con los requisitos técnicos y operativos de tu sistema. Nuestro equipo está listo para asesorarte y proporcionarte las mejores soluciones para tus necesidades industriales. Para más información, envía un mail a info@madicontrol.com

Scroll al inicio